Llevamos años trabajando como Consejeros de Seguridad para el Transporte de Mercancías Peligrosas, y, sin duda, las operaciones que nos generan mayor quebradero de cabeza son aquellas relacionadas con los Residuos Peligrosos (RRPP) que además son Mercancías Peligrosas (MMPP). El presente post pretende, a riesgo de “mojarnos” demasiado, ofreceros las experiencias vividas en este campo.

Según nuestra experiencia, los problemas relacionados con este tema son 3 fundamentalmente:

  1. Identificación del RP y, en su caso, la denominación como MP conforme al ADR.
  2. Obligaciones del productor de RRPP y en su caso, cumplimiento con normativa MMPP.
  3. Interrelación entre el productor y el gestor y las responsabilidades de ambos.

Identificación del Residuo y su posible denominación como Mercancía Peligrosa

Lo primero que hay que decir es que NO TODOS LOS RESIDUOS SON RRPP, NI TODOS LOS RRPP SON MMPP. Así que la siguiente pregunta sería ¿cómo puedo saber cuándo un RRPP es además MMPP? La respuesta no es sencilla, sobretodo porque a nivel normativo no nos ponen las cosas fáciles y es que las normativas de clasificación de los RRPP y de las MMPP no son las mismas (¡ni ninguna igual a las normativas de clasificación de sustancias y preparados – a extinguir – o al actual reglamento CLP!) pero además es que ni siquiera siguen en muchos casos los mismos criterios.

Como metodología general (¡OJO! – no es válido en todos los casos debido a la “riqueza” de las exenciones y casos definidos en el ADR) y de gran ayuda, incluimos el siguiente esquema donde se incluyen los pasos a dar para responder a esa pregunta.

ESQUEMA

Cumplimiento del productor del residuo peligroso con la normativa de mercancías peligrosas

El cumplimiento de la normativa medioambiental de gestión de residuos está muy extendida a nivel industrial sobre todo si la comparamos con el cumplimiento de la normativa de transporte de MMPP. Esto hace que el industrial no tenga conciencia de su posible incumplimiento con la normativa de transporte de MMPP y que crea que está todo resuelto a través de su gestor de residuos peligrosos ¡Y lo difícil que resulta hacer entender al industrial que hay normativa complementaria a cumplir  – cosas de nuestra vasta normativa!.

Básicamente lo que tenemos que saber es que si nosotros somos los productores de RRPP que a su vez son MMPP (ver punto anterior) entonces también nos convertimos en expedidores de MMPP (conforme a la normativa nacional de transporte de MMPP) y por lo tanto debemos cumplir con ésta, teniendo la obligación principal de tener nombrado Consejero de Seguridad (ver artículo 3) y la obligación de realizar estas operaciones con MMPP de manera segura y conforme a normativa.

Interrelación entre el productor y el gestor y las responsabilidades de ambos.

Por último y una vez que hemos “asumido” que son normativas diferentes, que hay que cumplir con las dos y que tenemos otras obligaciones añadidas, añadimos la problemática de la interrelación con el Gestor de Residuos. La interrelación con el Gestor a nivel medioambiental está muy bien reglada en su normativa y se lleva bien a cabo, pero para que haya una buena coordinación y hagamos bien el trabajo en lo referente al transporte de MMPP, además tenemos que:

    • Avisar al Gestor si esos RRPP son además MMPP y qué Nº ONU y cómo se va a transportar (bultos, granel, cisterna) para que el Gestor pueda cumplir -¡previo a la llegada o si no ya tenemos jaleo después! – con el material para señalizar el vehículo, el equipamiento del vehículo y EPIs necesarios, y la documentación asociada al vehículo y al conductor (algo así como una Coordinación de Actividades Empresariales pero específica de la operación de transporte de MMPP).
    • La operación de la carga de los RRPP que son a su vez MMPP es responsabilidad del Cargador (quien suele ser el mismo que el expedidor de las MMPP), por lo que dicha acción debe realizarse según normativa y bajo unas condiciones de seguridad. Entre ellas:
        • Los RRPP deberán ir etiquetados conforme a su normativa y en caso de ser además MMPP, serán envasados y etiquetados según defina el ADR.
Como hemos dicho más arriba, lamentablemente las metodologías de clasificación de RRPP no son coincidentes con las de MMPP. Esto provoca que en un mismo envase podamos tener pictogramas y etiquetas que no parece tengan relación, dificultando la evaluación real del riesgo intrínseco del producto.                                                   Ejemplo Imagen: la imagen corresponde al etiquetado de un bidón que contiene residuos provenientes de aceites de lubricación no ADR. A pesar del etiquetado del RRPP como tóxico y peligroso para el medioambiente, dicho RRPP no es MMPP.

DSCN0160

 

        • El Cargador deberá disponer de un procedimiento para poder realizar la operación de manera segura y el Gestor deberá “acatar” las condiciones requeridas por el Industrial, ya que, en caso de accidente en la operación, la responsabilidad es del industrial, pudiendo haber corresponsabilidad.
Un ejemplo típico y para que nos entendamos puede ser la negativa de un trabajador del Gestor a colocarse algún EPI. EL cargador en ese caso debería parar la operación y notificar esta acción.

 

 

 

    • La documentación asociada al transporte MMPP (no hablamos de la relacionada por temas medioambientales) será la entregada por el expedidor (el industrial) y en particular en la carta de porte se identificará la MMPP a transportar según la denominación que el expedidor diga, ya que es su responsabilidad.
    • La correcta estiba del camión es responsabilidad del cargador, mientras que el transportista debe disponer del material adecuado para poder realizar la estiba de manera correcta y segura y chequear la misma de manera previa a su salida.

Nuestra experiencia nos dice que en muchos casos es el Gestor quien identifica el RRPP como MMPP y lo “bautiza” según su criterio (no teniendo una información completa del residuo), que es el mismo Gestor quien realiza la operación de carga de los RRPP que son MMPP y muchas veces sin la presencia del industrial, y la mayoría de las veces utilizando sus propios formatos de documentos para el transporte y sin supervisión del industrial. Esta forma de trabajar está muy extendida, y tiene su cierta lógica en tanto en cuanto el Gestor tiene que tener esa documentación durante el transporte y no puede “depender” del industrial, ya que muchos industriales incumplen o desconocen estas obligaciones. CUIDADO INDUSTRIAL: que se haga así… no significa que esté bien hecho (ni  a nivel de seguridad ni a nivel legal) y sobre todo, no quita responsabilidad al industrial, tal y como has podido leer arriba.

Esperamos desde TESICNOR que este post os haya arrojado un poquito de luz a este tema,  no  exento de discusión, y que os hayan servido nuestras experiencias como Consejeros de Seguridad Externos. También lo hemos escrito con el fin de reivindicar la figura de Consejero de Seguridad y dignificar su trabajo. ¡Hasta el próximo post!