Todo el equipo debe de ser aislado de energías, mediante el uso de candados, para proteger a los trabajadores contra su operación inadvertida o accidental, cuando la operación pueda causar lesiones al personal. Los candados deben de ser puestos y retirados sólo por el personal autorizado. Ningún trabajador deberá intentar operar el equipo cuya energía haya sido eliminada con el uso de un candado, o atentar contra ningún dispositivo de bloqueo.

Cada trabajador autorizado colocará su candado/s personal en cada dispositivo de aislamiento de energía y se asegurará de que permanezca en su lugar todo el tiempo mientras trabaja en el equipo.

Cualquier trabajador que viole estos procedimientos estará sujeto a ser despedido de inmediato, sin importar si como resultado de sus acciones hubo o no daño físico o al equipo o a las personas.

Éstos son sólo unos ejemplos de las indicaciones y requisitos que expone esta norma. La norma también regula otros aspectos indicando cómo deben realizarse y qué características deben tener:

  • Equipos de bloqueo
  • Formación de los trabajadores
  • Aislamiento y bloqueo de las energías
    1. Preparación para el aislamiento
    2. Aislamiento y bloqueo
    3. Vuelta a la operación normal
  • Procedimiento para múltiples trabajadores y para grupos
  • Cambios de personal durante un turno
  • Cambios de turno
  • Auditoría del programa
  • Empresas contratistas