10 reflexiones sobre planes de autoprotección

Este post pretende recoger algunas de las reflexiones que nos han ido surgiendo en nuestro día a día, relacionado con los PLANES DE AUTOPROTECCIÓN: su elaboración y acuerdo con el cliente, su implantación (formación y simulacros), etc Esperamos que os resulten interesantes y ¡ESTAREMOS ENCANTADOS DE RECIBIR COMENTARIOS CON VUESTRAS REFLEXIONES!

Antes de meternos con las reflexiones queremos dejar claro que este es un post con criterios propios y por supuesto (faltaría más) podrían ser discutibles.

  1. El Plan de Autoprotección (o los diferentes nombres que se le dan – sin entrar en discusiones sobre esto )no sólo es un imperativo legal(¡que también!), es un IMPERATIVO MORAL por parte del titular del centro. TODOS los centros de trabajo deben disponer de un instrumento de autoprotección.
  1. El Plan de Autoproteccion NO ES UN DOCUMENTO, es un INSTRUMENTO de autoprotección. Esta afirmación que parece pura filosofía, es vital. Como todo instrumento, es necesario su conocimiento y saber usarlo. El plan no es un documento de consulta en caso de emergencia. Debe estar interiorizado de manera previa a una situación de emergencia (formación y simulacros).
  1. ¿Tiene Ud. Plan de Autoprotección? Si, ¿Realiza simulacros?…. hicimos uno hace… Esta suele ser una conversación normal. Os pongo como ejemplo los Centros educativos. Desde 1984 es obligatorio en Centros educativos  el realizar simulacros de emergencia. Particularmente, quien suscribe este post tiene 33 años y nunca realizó en los 3 centros en los que estudió ningún simulacro de emergencia. Quien dice centros educativos dice otro tipo de actividades.
  1. I) Del mantenimiento de los medios de protección (ej: medios contra incendios) se encarga un mantenedor externo y así cumplo…. Si, así cumples. ¡Pero para qué tenerlos y mantenerlos si no sabes utilizarlos! ¿Qué prefieres? Ser un top chef (nos aprovechamos que está de moda) y cocinar en la cocina de leña de tus abuelos o no tener ni idea de cocina y cocinar en El Bulli. ¡Nosotros los tenemos claro!
  1. II) Del mantenimiento de los medios de protección (ej: medios contra incendios) se encarga un mantenedor externo y así cumplo…. Otro ejemplo. ¿Sabes cómo funciona y que activa tu central de incendios? Normalmente las programan los mantenedores a su criterio y el cliente desconoce su funcionamiento (¡compro una lavadora y no se como funciona!). Nos preguntamos ¿es lo mismo que la central active la alarma de incendios de manera automática a que tenga retardo?, ¿es lo mismo la actuación con un detector de incendios que si alguien activa un pulsador de incendios? Creemos que la respuesta es clara.

Una de las conclusiones que sacamos de estas 5 primeras reflexiones es que el Plan de Autoprotección está muy por encima de los medios materiales de prevención y protección. Estos últimos están “muy integrados” en nuestras cabezas, mientras que el concepto de autoprotección y sus necesidades, no. ¿Debería integrarse de manera más eficaz la AUTOPROTECCION en los reglamentos de Seguridad Industrial e Incendios, además de en Protección Civil y PRL?

  1. De la participación de los trabajadores. Participar en la autoprotección de tu centro de trabajo (sea cual sea tu función) no significa sustituir a los profesionales de las emergencias. ¡Cualquier función que tengas encomendada, haciéndola de manera o en condiciones inseguras, ya no es autoprotección! Por lo tanto, si estamos formados para cubrir nuestras funciones en la emergencia y hemos realizado muchas veces prácticas, seguramente mi actuación (e incluso mi coordinación con los medios externos si así lo consideran necesario) ayudará a proteger a las personas, medio ambiente y los bienes. Asimismo, una inacción (o la respuesta que nos suele dar alguno en las formaciones… salir corriendo!) podrá poner en peligro al resto de personas.
  1. El organigrama de emergencias debe ser coherente con los recursos humanos que hay en el Centro. ¡No puede haber más grupos de emergencias que personas en una instalación! Que haya varias funciones a cubrir durante una emergencia (comunicación, intervención, evacuación, control de accesos, …) no significa que haya que crear un grupo distinto para cada una. Sobre todo si no hay trabajadores para cubrirlos.

La autoprotección no es una imposición ni una obligación, ¡es un derecho! Pero es un derecho tanto disponer como participar de ella. Por eso, debe ser lógica y hecha a medida de sus participantes y recursos. No debe ni infrautilizar recursos /humanos y materiales ni sobreponderar capacidades.

  1. La actuación ante emergencias debe incluir TODAS LAS SITUACIONES en las que pueda estar el centro de trabajo, ¡no sólo la más favorable para actuar!. Si mi empresa trabaja a turnos más del 70% del tiempo (incluyo fines de semana) habrá seguramente menos recursos y, por supuesto, el Plan debe estar “hecho a medida”. Otro ejemplo sería a nivel industrial el tener en cuenta paradas de planta: ¡momentos en los que hay poco personal propio y mucho externo que desconoce la instalación!
  1. La identificación de emergencias no empieza y termina con los incendios. Hay muchos tipos de emergencia que deben estar identificados y valorados en los Planes de Autoprotección, tanto derivados de la propia actividad como exteriores. Emergencias médicas, medioambientales, antisociales, emergencias exteriores naturales, actividades económicas cercanas… Eso sí, el Plan de Autoprotección y su organización debe valer para todas ellas (todas las que, tras su valoración, se consideren probables o críticas).
  1. Hay que tener muy claro los objetivos prioritarios que quiero cubrir en el Plan de Autoprotección. Habrá planes cuyo objetivo prioritario sea la intervención frente a la emergencia y otros donde prime la evacuación. ¿De qué dependerá? fundamentalmente de la actividad. Pensad en centros docentes, residencias de ancianos y hospitales o plantas que almacenen productos tóxicos, instalaciones energéticas…

Esperamos que os haya resultado interesante y os haya hecho pensar sobre qué es un Plan de Autoprotección y sobre vuestra propia experiencia (en vuestro centro o en otros). Estaremos encantados de escuchar vuestras reflexiones (os animamos a que hagáis algún comentario), así como deciros que nos hemos dejado bastantes temas en el tintero (por ejemplo los simulacros). Las dejaremos para “otras 10 reflexiones en materia de autoprotección”.

¿Te ayudamos?